Todo lo que necesitas saber sobre el trabajo en equipo.

Solo hay equipos, y hay equipos destinados al éxito. Recuerde la historia de éxito de cualquier proyecto creativo y probablemente encontrará que hay un gran equipo detrás de él: un grupo de personas entusiastas que se ayudaron mutuamente. Los logros específicos generalmente se atribuyen a empleados individuales, pero los proyectos se pueden llevar al siguiente nivel solo a través del trabajo en equipo bien coordinado.

¿Cómo crear un equipo así? Muy simple Los nueve datos que se enumeran a continuación lo ayudarán a optimizar la elección de los participantes para un equipo exitoso y desarrollar el trabajo en equipo para aprovechar al máximo.

1. La presencia de otras personas aumenta la eficiencia laboral.

Uno de los primeros descubrimientos en el campo de la psicología social fue el efecto de la "asistencia social": la mera presencia de otras personas que realizan el mismo trabajo y puede servir como incentivo adicional. A principios del siglo pasado, el hecho de que un grupo de personas que trabajaban por separado en una mesa común obtuviera resultados mucho mejores, incluso si no ayudaban o intentaban adelantarse entre sí. Por lo tanto, la energía de otras personas puede crear la impresión de trabajar en equipo, incluso si las personas trabajan de forma independiente entre sí (por lo que muchos creativos prefieren trabajar en los mismos extraños que trabajan en los cafés locales).

2. Jugar en casa da grandes ventajas.

Todos saben que los equipos deportivos disfrutan de la ventaja psicológica cuando juegan en su campo; después de todo, todos los que los rodean son familiares. Pero pocas personas saben que las caras familiares a tu alrededor son exactamente la misma ventaja. Los estudios de Harvard han demostrado que la efectividad de los cirujanos cardíacos mejoró con el tiempo si trabajaban en su hospital rodeados por su equipo habitual. Pero cuando tuvieron que reemplazar a los médicos en otros hospitales, donde el equipo no estaba familiarizado con ellos, su efectividad disminuyó. A pesar de que los cirujanos estaban bien versados ​​en su campo, el equipo local no pudo entenderlos de inmediato.

Trabajando constantemente con las mismas personas, aprenderá sus fortalezas y debilidades, tendrá una experiencia general en la que podrá confiar, desarrollará hábitos y reglas que le ayudarán a su comprensión mutua. Un buen ejemplo: saca a algún artista estrella de su show-ballet, y puedes encontrar que su actuación sin un equipo ya no es tan impresionante.

3. Los equipos virtuales pueden ser más efectivos que los reales.

Los resultados de la investigación que cubren varios miles de trabajadores remotos mostraron que el 69% de ellos cree que la eficiencia del trabajo era mayor cuando trabajaban de forma remota. El 83% dijo que su cooperación con otros miembros del equipo no se vio afectada o incluso se benefició de estar en diferentes lugares. Otro estudio, que evaluó el rendimiento de 80 compañías de software en todo el mundo, encontró que los equipos virtuales a menudo superaban a los reales en términos de rendimiento.

Los expertos creen que el factor más importante para el éxito de un equipo virtual es asegurarse de que cada miembro invierta en el proyecto al 100%, incluido el apoyo y la comunicación adecuados. Otra buena práctica consiste en asignar tiempo para formar el espíritu de un equipo virtual, incluida la comunicación en un contexto informal.

4. El importante papel desempeñado por el equilibrio de extrovertidos e introvertidos en el equipo.

Cuando cientos de estudiantes, como experimento, se dividieron en equipos de cinco personas para realizar tareas grupales durante 10 semanas, resultó que al principio nadie apreciaba a los introvertidos. Sus compañeros de clase creían que no podrían influir mucho en el resultado del trabajo, y no esperaban el mismo retorno de ellos que los miembros más valientes del equipo. Sin embargo, al final del semestre, los estudiantes comprendieron cuántos introvertidos podían ofrecerlos y comenzaron a valorarlos más, mientras que la confianza en los extrovertidos disminuyó.

Mientras los extrovertidos intentan captar tu atención y demostrar sus habilidades, debes profundizar más y encontrar genios tranquilos pero talentosos. Sin embargo, no se deje llevar por esas búsquedas: los extrovertidos tampoco deben ignorarse, ya que a menudo la combinación más efectiva en un equipo es el equilibrio de personalidades.

5. Un buen equipo debe tener al menos un analista.

Los miembros del equipo que son capaces de desarrollar el panorama general en sus mentes son excelentes para intercambiar ideas y resolver problemas creativos, pero cuando se trata de traducir una idea en realidad, es bueno tener al menos una persona en el equipo con una mentalidad analítica, es decir, alguien que pueda concentrarse. En los detalles del proyecto.

Durante uno de los experimentos recientes, resultó que los equipos con análisis generalmente tienen éxito en la implementación del proyecto, ya que prestan más atención a los detalles del proceso de ejecución de la tarea, por ejemplo, la configuración de tareas intermedias y la identificación de los recursos necesarios. Sin embargo, la ventaja analítica debe ser equilibrada, ya que los pensadores ideológicos y analíticos pueden no llegar a un consenso sobre los temas principales, y esto afectará negativamente la eficiencia de todo el equipo.

Para evitar tales desacuerdos, todo el equipo debe centrarse en el proceso de implementación del proyecto y establecer claramente las prioridades estratégicas. Si logras encontrar una persona con un estilo de pensamiento mixto (ideológico y analítico), esto también puede contribuir a mejorar las relaciones entre los miembros del equipo con diferentes estilos de pensamiento.

6. Un buen equipo debe ser de ambos sexos.

El análisis de casi 2,400 compañías internacionales mostró que si hay al menos una mujer en la junta directiva, entonces esa compañía tiene indicadores de mayor eficiencia. La ventaja de tener ambos géneros en el equipo fue especialmente notable en condiciones de trabajo estresantes, donde se necesitaba un equilibrio entre los estilos de pensamiento y las habilidades de liderazgo.

¿Cuál es el balance óptimo de hombres y mujeres en un equipo? Los estudiantes de la Facultad de Economía, divididos en equipos con una composición de 50 a 50, mostraron los mejores resultados. Los investigadores creen que esta es la razón del éxito, porque los hombres y las mujeres tienen más probabilidades de controlarse entre sí para asegurarse de que todos trabajaron al 100%.

7. Existe el peligro de que el equipo se divida en subgrupos.

El apego y la amistad surgen inevitablemente entre los miembros del equipo. Los estudios de las tripulaciones espaciales y las expediciones del Ártico han demostrado que tales "microcultivos" pueden ser especialmente fuertes si se basan en formas de identificación social (por ejemplo, nacionalidad o género) que se formaron antes de la formación del equipo. En equipos "mixtos", estos subgrupos también pueden formarse en función de las preferencias profesionales.

Este problema se ha investigado utilizando el ejemplo del sistema de salud del Reino Unido. Los resultados mostraron que las diferencias entre los miembros del equipo eran una ventaja: estos grupos mostraron una mayor eficiencia en el trabajo que los equipos homogéneos, pero solo con la condición de que lograron evitar divisiones internas. Para hacer esto, fue necesario asegurarse de que el equipo tenga un objetivo común, que todos los miembros se sientan escuchados, que el equipo analice sus propias actividades y que todos los participantes se comuniquen intensamente entre ellos.

8. La efectividad del equipo depende de su "capacidad de experiencia".

Los estudios han demostrado que el "pensamiento colectivo" de un equipo (a juzgar por su capacidad para superar una serie de problemas) no depende del CI promedio de sus miembros individuales, sino de su capacidad para llevar a cabo el diálogo y el predominio de las mujeres en el equipo.

Los expertos creen que los equipos deben ser evaluados en cuanto a la "capacidad de experimentar" de la misma manera que los individuos. Si el equipo no pasa tal verificación, entonces es mejor cambiar su composición o entrenarlo para una comunicación más efectiva.

9. Los mejores equipos se comunican de manera informal.

La comunicación informal se considera el factor más importante en el éxito de un equipo. Los estudios han demostrado que la energía y el grado de participación en dicha comunicación informal afectan el rendimiento del equipo.

Contribuir a reuniones tan valiosas es muy fácil: programe descansos para que todos los miembros del equipo puedan chatear entre ellos u organizar un evento social. Por cierto, los equipos creativos más efectivos son aquellos que han encontrado el equilibrio perfecto entre "inteligencia" y "adaptación", es decir, equipos que pueden encontrar nuevas ideas externas y adaptarlas para el resto.

Mira el video: "GRAN REFLEXION DE LO QUE ES TRABAJO EN EQUIPO" (Octubre 2019).

Deja Tu Comentario